En época de vacaciones, muchas personas eligen irse de viaje durante varios días, semanas o, incluso, por toda la temporada. Dejar sin habitantes a nuestro hogar implica pensar en aquellos asuntos que debemos tener en cuenta a la hora de frenar su funcionamiento normal, desde los aparatos eléctricos y los artículos que requieren gas hasta el cuidado de nuestras plantas.

Por ese motivo, te acercamos una lista con una serie de recomendaciones para que disfrutes de tu pausa y puedas dejar tu casa sin preocupaciones ni interrupciones por eventualidades que pudieron haberse pensado con anticipación.

  1. Desenchufá los aparatos electrónicos por precaución y, también, por el ahorro del consumo energético: televisores, electrodomésticos, enchufes, heladera, alargues, zapatillas eléctricas. 
  2. Cortá los suministros de agua cerrando canillas y salidas que puedan generar goteos para evadir posibles inundaciones y desperdicios.
  3. Cerrá las llaves de gas y controlá los termotanques para prevenir fugas.
  4. No dejes depósitos de basura cargados para evitar los malos olores y las bacterias.
  5. Dejale una copia de la llave del hogar a una persona de confianza para acudir ante cualquier situación de emergencia.
  6. No olvides pensar en el cuidado de tus plantas. Podés encomendárselas a alguien cercano.
  7. Vaciá el buzón de correo.
  8. Cerrá todas las puertas con llave por cuestiones de seguridad.
  9. Escondé discretamente todos los bienes de valor.
  10. Sé precavido pensando a quién comentarle tu partida.

Todas estas sugerencias son solo algunas de las posibles. Sin embargo, ser previsor es una de las mejores consideraciones, en general. 

Si estás buscando asegurar tu casa antes de irte de vacaciones, solicitá una cotización para obtener el seguro de Combinado Familiar y poder así, proteger, de manera integral, tus pertenencias y tu patrimonio ante posibles contingencias.