Cada vez son más quienes eligen a la bicicleta por sobre los automotores para desplazarse por la ciudad. Esto se debe no solo a que es un medio más económico, sino que también es una alternativa más saludable para nosotros mismos y para nuestro planeta.

Sin embargo, este medio de transporte, al igual que el resto, debe respetar una serie de obligaciones que es importante tener en cuenta al momento de convertirse en un ciclista. A continuación destacaremos las normas fundamentales para hacer uso de nuestra bicicleta de manera responsable.

Respetá las señales de tránsito

En primer lugar, debemos tener en cuenta que al circular en bicicleta ya estamos contemplados por la Ley Nacional de Tránsito (Ley 24449). Esto significa que debemos respetar todas las señales de tránsito y las normas legales que el artículo 36 de esta ley ampara.

Procurá que tu bicicleta cumpla con las condiciones requeridas

De acuerdo con la Ley Nacional de Tránsito (Ley 24.449 / 25.965), para poder circular por la vía pública, todo vehículo deberá contar con:

  • • Un sistema de rodamiento, dirección, freno en buen estado de funcionamiento
  • • Una luz blanca hacia adelante y otra luz de posición en la parte trasera de color rojo. 
  • • Señalización reflectiva en pedales y ruedas
  • • Espejos retrovisores de ambos lados
  • • Timbre o bocina
  • • Guardabarros sobre ambas ruedas

Utilizá protección para circular

Es fundamental que todos los conductores usen casco protector. Además, es recomendable llevar ropa ajustada de colores claros y calzado que se afirme con seguridad a los pedales del vehículo.

Llevá tu equipaje bien asegurado

Si necesitás transportar algún objeto, debés contar con un portaequipaje adecuado para asegurar la maniobrabilidad y estabilidad de la bicicleta. Un dato importante es que el tamaño de tu carga no puede exceder el largo del manubrio.

Si vas con niños, llevalos en su asiento

Este asiento debe cumplir los mismos parámetros del portaequipaje, con el mismo objetivo de mantener la maniobrabilidad y estabilidad del vehículo.

Andar en bicicleta mejora el estado físico, contribuye a la disminución del calentamiento global y no demanda inversiones significativas. Los beneficios son múltiples. Es por eso que te facilitamos toda la información para que lo hagas responsablemente, además de que continuamos protegiendo tus bienes más importantes con nuestro seguro de movilidad urbana.

El Equipo de LPS.