Cualquier persona con registro de conducir puede hacerlo, pero manejar bien es todo un tema aparte. Ser conductores responsables tiene mucho que ver con el interés que le prestemos a los pequeños detalles.

Uno de esos ejemplos es cómo conducir en camino de ripio, nos parece muy oportuno recordarlo dada la gran cantidad de personas que se están trasladando debido a las vacaciones de verano.

 

Qué tener en cuenta

Los expertos recomiendan estos puntos principales a tener en cuenta:

• Disminuir la velocidad: en este tipo de terreno, para vehículos normales que no estén preparados especialmente para conducir en tales condiciones, se recomienda ir a no más de  60 km/h.

• En las curvas, disminuir la velocidad para evitar derrapes y salirse del camino.

• Utilizar los frenos con moderación: jamás se debe parar en una curva (salvo emergencias). Si se debe hacer, que sea con mini-stops repetidos y teniendo en cuenta que se necesitará mucha más distancia de frenado.

• Si el auto derrapa: hay que girar las ruedas en sentido contrario al deslizamiento y presionar el acelerador para ajustar la marcha.

• Siempre, se debe evitar el volantazo y los movimientos bruscos.

• En caso de que el vehículo sea bajo, puede rozar la parte inferior debido a las huellas con crestas que se forman. Es así que para evitar daños en el vehículo, hay que asegurarse de ir por la vía óptima

• Si por algún motivo hay que conducir cerca de otro vehículo, lo recomendable es que se disminuya la velocidad a fin de evitar que las piedras sueltas despedidas por los neumáticos provoquen la rotura del parabrisas.

La capacidad de protección del seguro ofrece resguardo ante diversas circunstancias, tener conciencia aseguradora permite viajar con la tranquilidad de estar protegido en cada kilómetro del camino. Evitar accidentes, es la mejor forma de disfrutar de las vacaciones.

 

El Equipo de LPS