De cara a las vacaciones de verano, muchas familias o parejas se predisponen a salir a la ruta para dirigirse hacia su descanso anual. Especialmente, luego de un período largo de encierro y teniendo en cuenta el contexto que el COVID-19 nos ha dejado.

En muchos países de Latinoamérica la cultura de vivir asegurado es poco común, a lo que se suma el desconocimiento de las medidas de seguridad para trasladarse tranquilo.
Lo cierto, es que cuando una persona conduce un auto, se propone evitar cualquier accidente. Sin embargo, en caso de un siniestro, no todos cuentan con un kit de seguridad.

¿Cuáles son los elementos obligatorios que hay que tener en el vehículo?

Las autoridades competentes en materia de seguridad vial han establecido que los elementos que componen el kit de seguridad son: el matafuego, las balizas, el chaleco reflectivo y un botiquín de primeros auxilios.

El matafuego tiene que estar ubicado en un lugar accesible en el interior del vehículo y que no represente riesgo para el conductor y los acompañantes.
Este elemento de seguridad deberá ser fabricado, mantenido y controlada su carga, que cuenta con un vencimiento, conforme a las especificaciones de las normas IRAM.
Existen diferentes tipos de matafuegos, los vehículos con capacidad hasta 6 seis asientos y casillas rodantes hasta 150 kilogramos deberán tener uno no inferior a 1 kilogramo, de base extintora ABC, con indicador de presión de carga, con sistema de precinto de seguridad y tarjeta de control de carga.

Las dos balizas tienen que tener forma triangular y podrán ser reemplazadas por un cono flexible o rígido con bandas retrorreflectivas no menores de 55 cm de alto.

Mientras que el chaleco reflectivo podrá ser de cualquier color y deberá poseer las bandas retrorreflectivas en óptimas condiciones.

Otro de los elementos es un botiquín de primeros auxilios, que deberá ser ubicado en un lugar accesible, en buen estado de conservación y transportable.

No obstante lo indicado verificar antes de viajar las disposiciones que exigen cada provincia o jurisdicción en materia de seguridad.

La capacidad de protección del seguro ofrece resguardo ante diversas circunstancias, por lo que tener conciencia aseguradora permite viajar con la tranquilidad de estar protegido en cada kilómetro del camino.

El Equipo de LPS