Llegan las vacaciones de invierno, y con ellas, muchas familias deciden emprender sus viajes de descanso a las zonas más frías del país para disfrutar de los increíbles paisajes nevados. Una de las opciones que utilizan para trasladarse son sus propios vehículos, por eso, desde La Perseverancia Seguros les acercamos algunas recomendaciones que deben tener en cuenta a la hora de conducir durante los meses de invierno, sobre todo en superficies nevadas o placas de hielo.

La mayoría de los accidentes se producen durante los meses más fríos del año y esto se debe a que el hielo o la nieve son muy peligrosos, es por eso que es importante aprender y conocer las claves para poder manejar en situaciones extremas.

Recomendaciones básicas

Hay que preparar el coche, por lo tanto es necesario que revises los niveles de líquido, el estado de las ruedas, la batería y las luces, todo esto es fundamental para evitar accidentes.

Lo ideal es que los neumáticos sean aptos para las bajas temperaturas, de esta forma se reduce el riesgo de accidentes ya que poseen una mayor adherencia y reducen las distancias de frenado.

Revisá el limpiaparabrisas, tiene que limpiar a la perfección, en caso de que se traben es recomendable que utilices alcohol en el depósito y de esta forma vas a evitar que se congelen.

Si vas a dejar el vehículo a la intemperie, te recomendamos que levantes los limpiaparabrisas, tapar las cerraduras con cinta adhesiva y colocar el cambio, de esta forma las pastillas de freno no se quedarán pegadas a los discos.

Por otro lado, es imprescindible que el tanque de combustible de tu auto esté completamente lleno, cuentes con cadena para la nieve y líquido anticongelante,recordá que tenés que rellenarlo si es necesario o cambiarlo si ya tiene más de dos años de antigüedad, esto te ayudará a no quedarte atascado sobre superficies heladas.

Por último, tómate tu tiempo, disfrutá del paisaje, no aceleres ni frenes bruscamente, el estado de las rutas puede afectar el tránsito y también el nivel de reacción de otros conductores.

¿Cómo manejar en la nieve?

La nieve reduce la adherencia de los neumáticos, al igual que el hielo. Así que es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

Con la nieve la visión se reduce por lo que es recomendable utilizar las luces bajas del vehículo. Si no fuera suficiente, podés implementar las luces antiniebla.

También tenés que tener en cuenta el viento que suele acompañar a las fuertes nevadas, ya que vienen a complicar aún un poco más la situación al conductor. Tenés que sujetar firmemente el volante, realizando movimientos suaves para corregir las desviaciones de la trayectoria y reduciendo la velocidad.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y te ayuden a tener un viaje más placentero.

¡Felices vacaciones de invierno!

El Equipo de LPS