Ignacio Marseillan es Ingeniero Civil de la Universidad de Buenos Aires y Master en Administración Pública de Harvard University Kennedy School of Government

Ha sido Senior Partner de Spenser Stuart por más de 20 años y desde el mes de enero es Managing Director de la empresa Globant. A través de su experiencia profesional en el campo tecnológico y social nos comentó sobre el impacto que han sufrido los estilos de liderazgo a lo largo de estos últimos 30 años.

La permanencia en el puesto, el control y la inteligencia racional eran factores que hace unos años identificaban a los públicos internos de las empresas y a los líderes de las mismas. Pero a finales de la década del 80, los puestos comenzaron a reducirse y eso generó que los empleados empezarán a perder confianza en las instituciones donde trabajaban.

La inteligencia emocional se convierte en un factor importante, donde el jefe tiene la tarea de motivar a los empleados para recobrar su confianza. Aquí la estructura organizacional se transforma en una distribución horizontal, donde se permite la opinión, el error y una evaluación 360°.

Ignacio también expresó que las dos herramientas necesarias para alcanzar el éxito profesional eran Pasión y Perseverancia y que lograr el éxito podría definirse como ser feliz haciendo lo que uno hace. Además reflexionó sobre conceptos muy interesantes respecto a comportamientos que enferman una empresa y que van en detrimento del éxito de una organización, uno es criticar, otra es quejarse, también compararse, rivalizar y disputar. Las transformaciones digitales y sociales se han visto aceleradas a partir de la llegada de Internet y la pandemia, lo que ha generado cambios en las pequeñas y medianas empresas, donde los valores y la cultura rondan por el camino del propósito, la innovación, la sustentabilidad y la flexibilidad, por lo que la delegación de tareas se convierte en una nueva misión para lograr ser una organización ágil.

Reviví la entrevista a Ignacio Marseillan a través de nuestro canal de Youtube

¡Gracias por acompañarnos siempre!