Este Domingo 16 de Agosto es el día del niño y qué mejor regalo que poder protegerlos, brindarles toda nuestra atención y regalarles mucho cariño. En estos tiempos nuestros hijos pasan muchas horas en el hogar y esta situación puede resultar estresante, ya que ellos necesitan realizar actividades que les permitan sacar toda la energía que llevan dentro.

Te proponemos entonces estas entretenidas y divertidas actividades para hacer con los niños en casa.

*Gimnasio cubierto para niños: Convertí tu sala de estar en un gimnasio para los más pequeños de la casa, ellos podrán divertirse y hacer ejercicio. Podés colocar una serie de hojas en el suelo, con el fin de que ellos vayan de un punto a otro sin tocarlas. Las colchonetas de yoga o esterillas se pueden utilizar para hacer abdominales y ejercicios de piernas. También podés optar por colocar una serie de cuerdas o lana tejida de un lugar de una habitación a otra, como si de una telaraña se tratara, pueden intentar atravesarla sin tocar ninguna parte del cuerpo. Si no lo logran, deberían reiniciar el recorrido.

*Enlace de narración: Todos pueden elegir un cuento y por turno, deberán leerlo o hacer una representación sobre el mismo. Será una excelente manera de entrenar la expresión verbal y promover el amor por la lectura.

*Hora de manualidades: Los niños pueden hacer artesanías con artículos reciclados como restos de rollos de cocina, cartones de huevos, papel usado u otros artículos presentes en cada casa que son suficientes para hacer manualidades originales. Se pueden realizar portalápices, móviles para el techo u otros objetos de decoración.

*Elaborar recetas: Cocinar es un arte y aprender a cocinar es una actividad divertida y muy útil para los niños. Se pueden pasar una tarde horneando pan, tartas, bizcochos o batidos.

*Hacer origami: El origami es un antiguo arte japonés que forma patrones a partir de pliegues en el papel. En Internet podés encontrar un sinfín de tutoriales para hacer ranas, gatos, palomas y otros personajes a partir de pequeños trozos de papel. Esta actividad hecha por ellos mismos es muy adecuada para enseñarles a ser pacientes.

*Hacer experimentos: El experimento es una forma divertida de enseñar a los niños los principios de la ciencia y la física a través del juego. Pueden aprender sobre volumen, movimiento, cambios en la materia de formas divertidas.

*Decorar remeras: Seguro tenés algunas prendas que ya no utilizas y pueden servir como lienzos ideales para los diseñadores de moda y plasmar en ellas las imágenes originales de los niños.

*Crear un campamento: Podés recrear una tienda de campaña en su habitación a partir de sábanas, mantas y otros elementos para crear un campamento. Será divertido para los niños armar una carpa.

*Jugar a las adivinanzas: En esos días en que los niños y los adultos se quedan en casa, los acertijos estimulan la inteligencia de los niños y los entretienen.

Esperamos que estas ideas les resulten estimulantes para pasar agradables momentos con los niños pequeños en casa.

¡Feliz día del niño!