Para todos los conductores argentinos, llegar a una rotonda puede ser un gran dolor de cabeza… Al no respetarse las normas, resulta un caos total cuando todos se encuentran apurados por entrar, buscando el primer lugar libre en ese embrollo de autos.

Para evitar estas situaciones caóticas, se deben respetar las señales de tránsito y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Los vehículos que se encuentran circulando dentro de la rotonda son los que tienen la prioridad, por lo tanto, al ingresar en ella siempre cederemos el paso y nos incorporaremos en el carril de la derecha. 

2. Para tomar la salida nunca debe hacerse desde el carril interior, sino que debemos situarnos con antelación suficiente en el carril derecho.

3. Nunca utilicemos la rotonda como una intersección en cruz, no se deben cruzar los carriles.

4. Si vamos a salir de una rotonda por la primera salida a la derecha o recto, nos situaremos preferentemente en el carril de la derecha. Si por el contrario, vamos a salir por el carril de la izquierda o vamos a realizar un giro de 360 grados (cambio de sentido), entraremos siempre por el carril de la derecha y nos incorporaremos al carril de la izquierda paulatinamente, para luego regresar a la derecha, también con precaución, para la salida.

5. La luz de giro se utiliza únicamente antes de salir de la rotonda o al cambiar de carril. 

6. Si circulamos por el carril derecho en una rotonda y vemos un vehículo que quiere incorporarse a ella, no es obligatorio desplazarse al carril central o interior, aunque en la medida de lo posible debemos facilitar la incorporación de otros vehículos.

7. En una calle con dos o más carriles, debemos situarnos en el carril más apropiado a nuestra intención de circular. Si vamos a salir por la primera salida a la derecha, nos situaremos en el carril más a la derecha, mientras que, si salimos rectos o por la izquierda, nos posicionaremos en un carril a la izquierda para ir, tan pronto como nos sea posible, al carril de la izquierda o interior de la rotonda.

8. En las salidas y entradas de las rotondas de zonas urbanas, es importante estar atento al cruce de peatones y disminuir la velocidad o frenar para dar el paso, dado que siempre tienen prioridad.

9. Cuando circulamos en una rotonda y vemos a un vehículo pesado o un colectivo, debemos tener en cuenta que necesitan más espacio para maniobrar y pueden requerir más espacio para salir o entrar en una rotonda.

Blog LPS - Rotonda

¡Cuánto por aprender e implementar! ¿No?  Si respetamos estos consejos y los llevamos a la práctica, circular en una rotonda se volvería mucho más fácil de lo que pensamos. 

Te invitamos a compartir esta nota con personas allegadas y/o a través de tus redes sociales, así esta información importante llega a todos y podemos alcanzar una situación mejor, más amigable y respetuosa.

Fuente: Autocasión