Los porteños pierden 40 minutos al día en el tráfico: cómo los datos del celular pueden ser una solución


Buenos Aires es la segunda ciudad de América del Sur con más embotellamientos, por lo cual la población desperdicia muchas horas varadas en sus vehículos. Hoy, los datos que proporcionan los smartphones pueden reducir los retrasos en autopistas, calles y ayudar a planificar un transporte público más eficiente.

Según un estudio anual de congestión vehicular realizado por la empresa Tom Tom, se determinaron las 10 ciudades con mayor tráfico en Sudamérica.

De estas cifras se deduce que los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires pierden 40 minutos al día en los embotellamientos, lo que en un año sumaría 152 horas perdidas. De esta manera, ocupa el tercer puesto en América Latina, y el 19° a nivel mundial.

El estudio de Tom Tom sondeó 390 ciudades entre 48 países. El ranking es liderado por Santiago de Chile con 187 horas anuales, seguido por Río de Janeiro con 164 horas perdidas en el tránsito. A nivel mundial, la Ciudad de México encabeza el ranking con 227 horas.

Para combatir los efectos negativos del tráfico muchas ciudades están buscando formas de mejorar y planificar mejor la infraestructura de transporte. Históricamente, esta tarea se limitaba a contabilizar las compras de pasajes de transporte público, contar vehículos en intersecciones específicas o realizar encuestas.

Hoy la tecnología resulta una gran ayuda, como explica Ju Young Jeon, gerente de productos de Flux Vision, una aplicación de Orange Business Services, que convierte los datos de la red móvil en indicadores estadísticos anónimos sobre cómo se mueven las personas.

«Los boletos solo pueden arrojar la información de cómo las personas hacen un trayecto de un viaje. Es más difícil entender su viaje completo. Si la red de transporte público y pasos peatonales son administrados por distintas empresas, el acceso a la imagen completa del tráfico vehicular puede ser incluso más difícil», destacó.

Este es el tipo de desafío al que se enfrentó la Autoridad de Transporte Público de París (RATP). Originalmente fundado para administrar los servicios de autobús y subte de la capital francesa, que sigue siendo una parte fundamental de su negocio, el grupo ahora se ha expandido para ofrecer operaciones de transporte público en 15 países de Europa, América y Asia.

Para poder planificar sus servicios de manera efectiva e incorporar nuevos métodos de transporte, como el uso compartido del automóvil y los esquemas de alquiler de bicicletas, necesitaba una fuente de datos confiable y representativa.

Asimismo, la ciudad de Mulhouse en Francia tenía un requisito similar. Quería poder tomar decisiones comerciales más efectivas para ayudar a revitalizar el centro de la ciudad; mejorar la infraestructura de transporte, ofertas y servicios que presta.

De esta manera la solución surge en los datos de la red móvil, ya que casi todo el mundo posee un teléfono celular y lo lleva a todas partes. Con la información que arrojan los celulares se pueden verificar los lugares de origen y comportamiento de los usuarios, hasta la mejora de las comunicaciones. Además, se pueden analizar en tiempo real los flujos de tráfico y la intermodalidad, es decir el uso de múltiples formas de transporte en un solo viaje, para planificar mejor los esquemas de transporte.

Fuente: www.infobae.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *