Luz de giro izquierda o derecha, ¿cuál es la correcta según el código de sobrepaso en ruta?


Si bien la Ley de Tránsito es clara, hay automovilistas que confunden la norma.

Un fallo reciente por un caso de accidente fatal cerca de Bahía Blanca volvió a poner el tema sobre el tapete: ¿qué luz de giro debemos activar si queremos avisarle al auto de atrás que puede pasarnos?

El código de adelantamiento en ruta es claro. La Ley de Tránsito 24.449 especifica que el uso del giro izquierdo indica a los vehículos posteriores que no pueden efectuar el sobrepaso; señal ante la cual los mismos deberán abstenerse.

Sin embargo, muchos creen que esa señal significa justamente lo opuesto: luz verde para adelantarse. Y esta malinterpretación puede terminar en un accidente mortal, como el ocurrido hace unos años en el kilómetro 759 de la Ruta Nacional 22, a la altura de Médanos, provincia de Buenos Aires.

En esa ocasión, durante un tramo de niebla, el chofer de un colectivo de larga distancia activó el intermitente izquierdo. Atrás, el conductor de una pickup Nissan Frontier interpretó el aviso como «luz verde de paso» y se lanzó a sobrepasarlo.

En pleno adelantamiento, divisó que el micro iba pegado a un vehículo de gran porte, por lo que decidió acelerar aún más hasta que se topó con otro camión que circulaba en sentido contrario. En una maniobra desesperada, el conductor pudo esquivarlo desviándose hacia la banquina opuesta, pero no tuvo suerte.

Según detalla el diario La Nueva Provincia el camión de frente clavó los frenos y evitó el impacto con la Frontier, pero otro transporte que venía atrás de éste lo esquivó y también fue hacia la banquina, impactándolo directamente.

Como consecuencia del choque falleció el acompañante de la pickup, mientras que el conductor resultó con heridas menores. Según los testigos, el hombre argumentó que se había lanzado al sobrepaso porque el chofer del micro le hizo señas con el guiño.

A casi cuatro años de la tragedia, la Cámara Penal de Bahía Blanca sentenció a la pena de 3 años de prisión en suspenso y 7 de inhabilitación para conducir para el sobreviviente de la pickup, de apellido Kallinikos.

En su defensa el conductor argumentó el principio de confianza que le había generado la luz de giro izquierda (incorrecta para este caso), pero la justicia desestimó el argumento por haber violado el deber de cuidado.

«Aún admitiendo la posibilidad de que la luz de giro colocada por el colectivo significara, según la costumbre, lo que dice entender el imputado, ello no lo eximía en manera alguna de evaluar, antes del inicio de la maniobra, si se encontraba en condiciones de llevar adelante el sobrepaso, pues la neblina existente dificultaba la visibilidad, no solo para Kallinikos, sino también para el conductor del ómnibus», explicó la Sala I del cuerpo bahiense, con los votos de los doctores Pablo Soumoulou y Gustavo Barbieri.

La pregunta es, ¿cómo se generó esta confusión en los conductores?

Si bien no hay certezas, se cree que los orígenes se remontan a la década del sesenta, cuando una compañía europea de camiones comenzó a distribuir un manual de mantenimiento y consejos de manejo en ruta, entre los que figuraba el uso del guiño izquierdo como señal de impedimento de sobrepaso.

Sin embargo, la edición argentina sufrió una modificación clave: el redactor malinterpretó este código y lo tradujo a la inversa. Desde ese momento, muchos comenzaron a aplicar el código de modo incorrecto.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *