Investigadores cuestionan las ventajas del auto eléctrico


Aseguran que tomando el proceso de producción de las baterías, contaminan más que un diésel.

Los autos eléctricos reducen la huella de carbono en Alemania sólo en la teoría.

En realidad, incluso aumentan las emisiones de dióxido de carbono (CO2), afirma un estudio publicado hoy por el instituto de investigación económica Ifo de Munich.

Según la investigación realizada por el profesor de física Christoph Buchal, en cuanto se incluyen en el cálculo el mix energético alemán y las emisiones de CO2 de la fabricación de las baterías, un auto eléctrico contamina el clima entre un 11% y un 28% más que uno diésel.

El litio, el cobalto y el manganeso utilizados para las baterías se producen y procesan con un alto consumo de energía, asevera el académico en el estudio.

Una batería para un Tesla Modelo 3 contamina el clima con 11 a 15 toneladas de CO2, añade.

Los autores del estudio, Buchal, Hans-Dieter Karl y Hans-Werner Sinn, calcularon que, con una vida útil de la batería de diez años y un kilometraje anual de 15.000 kilómetros, esto significaría de 73 a 98 gramos de CO2 por kilómetro.

Además, habría que considerar las emisiones de CO2 de la electricidad.

En realidad, el Tesla emite entre 156 y 181 gramos de CO2 por kilómetro, significativamente más que un modelo comparable de Mercedes-Benz propulsado con diésel, señalaron los científicos.

El hecho de que la política europea clasifique los autos eléctricos como vehículos de emisiones cero es un engaño, criticaron los investigadores.

El valor límite de CO2 de 59 gramos por kilómetro prescrito a partir de 2030 para la Unión Europea, corresponde a un consumo de 2,2 litros de diésel o 2,6 litros de nafta por cada 100 kilómetros y es «técnicamente poco realista», acotaron.

Por ello, los fabricantes de automóviles deberían limitarse a la venta de vehículos eléctricos en poco tiempo, para cumplir con la normativa, explicaron.

Los motores de nafta alimentados con metano serían mejores para el clima, ya que sus emisiones de CO2 son un tercio más bajas que las de un diésel, concluyeron.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *