Europa vs Argentina: qué herramientas de seguridad son obligatorias en los autos


Desde 2014, en varios países del viejo continente, todos los autos deben tener frenos con ABS, doble airbag frontal, apoyacabezas en las plazas laterales y control de estabilidad. Además, buscan que todos los vehículos tengan para el 2022 una caja negra para saber las causas de los accidentes, y así, poder reducirlos.

La seguridad es un tema político, y son las autoridades nacionales las que tienen que obligar a las automotrices a equipar a sus modelos con algunos elementos de serie en todas sus versiones.

Mientras que Europa acaba de acordar una serie de sistemas tecnológicos de avanzada para sus vehículos en 2022, en la Argentina ese mismo año recién se exigiría el Control de Estabilidad.

En el país, desde 2014, todos los autos nuevos tienen que tener frenos con ABS, doble airbag frontal y apoyacabezas en las plazas laterales. Luego de un tiempo, se agregaron ganchos Isofix para sillas infantiles y luces diurnas.

En un momento se había dispuesto el ESP -control eléctrico de estabilidad-, para 2018, pero por motivos de compatibilidad con Brasil -allí se produce gran parte de los modelos que se venden en el país-, la medida se pospuso dos años, y se fijó 2020 para modelos nuevos y 2022 para todos los 0 km.

Del otro lado del océano, el ESP, y otros dispositivos, son obligatorios desde hace tiempo, y recientemente el Parlamento, el Consejo y la Comisión de la Unión Europea llegaron a un acuerdo provisional por el cual se pretende instalar en 2022 una especie de caja negra, similar a la de los aviones, que permitiría conocer las causas de un accidente, ya que todos los datos del vehículo quedarían registrados y permitirían aclarar las causas del siniestro, y tomar medidas para que no vuela a ocurrir.

Por otra parte, lo que ya está pautado para 2022 en Europa es la obligatoriedad de los siguientes dispositivos: detector de fatiga y distracciones, cámara de visión trasera, asistentes de velocidad inteligentes, sistema de frenada de emergencia, cinturones de seguridad mejorados y asistentes en los cambios involuntarios de carril.

De esta manera, las instituciones de la UE buscan aprovechar los avances tecnológicos en la seguridad de los conductores y peatones, ya que el 90% de los accidentes se producen por errores humanos, y los dispositivos de seguridad ayudarían a reducirlos.

Por otra parte, familias de víctimas de accidentes de tráfico por culpa de conductores alcoholizados presentaron en el Parlamento Europeo más de 100.000 firmas en reclamo de nuevos sistemas de seguridad de serie para evitar que se pueda arrancar el vehículo si el que maneja se encuentra bajo los efectos del alcohol.

Fuente: www.infobae.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *