Vuelta a clase: ¿Nuestros niños viajan seguros a la escuela?


Cada año lectivo que comienza, requiere muchos preparativos para la familia. Es muy importante prestar atención a algunos temas fundamentales para mejorar la seguridad vial. Todo lo que tenés que saber para una regreso al colegio seguro.

Comienzan las clases: compras, reorganización de horarios y pensar con quién y cómo viajan los niños a la escuela. Cada año lectivo que comienza, requiere muchos preparativos para la familia. Es muy importante prestar atención a algunos temas fundamentales para mejorar la seguridad vial.

Si el niño va en auto a la escuela, es fundamental que viaje siempre, incluso en trayectos cortos, en los asientos traseros del vehículo, en su butaca especial (SRI), adecuada a su edad, estatura y peso, correctamente instalada con el sistema de anclaje o con el cinturón de seguridad del vehículo.

La Ley Nacional de Tránsito dispone que es obligatorio los niños viajen ajustados al SRI, en los asientos traseros del vehículo, hasta los 10 años (decreto reglamentario 32/2018), y en la Ciudad de Buenos Aires la legislación establece 12 años de edad y 1,50 m de estatura.

Si el niño va en transporte público a la escuela, es importante acompañarlo los primeros días para darle el ejemplo de cómo viajar seguro, y enseñarle las conductas correctas al esperar, subir y descender del vehículo, y durante el viaje, para el cuidado de su vida y de la de los demás. Para leer más sobre conductas seguras al viajar en transporte público.

Si el niño va micro escolar a la escuela es necesario asegurarse de que tanto el vehículo como su conductor cumplan las normas básicas de seguridad vial. Es importante hablar con el chofer o encargado del transporte y con las autoridades escolares para su cumplimiento, y si a pesar de esto hubiera alguna situación de riesgo, denunciarla a las autoridades correspondientes. Para ampliar este tema.

¿La escuela ayuda con la seguridad de los chicos a la entrada y salida? La escuela puede cuidar a los chicos desde el momento en que se acercan al establecimiento y cuando salen de él. Los maestros pueden analizar en clase, con sus alumnos, los recorridos que la mayoría de los niños realiza para llegar o salir de la escuela, analizando con los estudiantes los recorridos más seguros y los puntos más peligrosos, para evitarlos, o aprender a tomar precauciones especiales si no pudieran evitarse, entre otras acciones. Para leer más.

Si algunas de estas cuestiones fallan, lo que está en riesgo es la vida de nuestros niños. Ya sea que lo hagan en auto, micro escolar, transporte público o caminando, es importante que vayan y vuelvan seguros. Por eso, es bueno tomarse un tiempo para pensar y organizar sus itinerarios con seguridad.

Por: Luchemos por la Vida Asociación Civil

Fuente: www.buenafuente.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *