Santa Fe dió el primer paso para fabricar autos eléctricos


Se lanzó un plan de Movilidad Eléctrica para promover la industrialización de vehículos sustentables. La provincia instalará dos estaciones de recarga en la autopista Rosario-Santa Fe.

Santa Fe quiere convertirse en la primera provincia del país en producir autos eléctricos. La iniciativa quedó sellada este miércoles tras un foro abierto del que participaron funcionarios políticos y empresarios del sector automotor.

El acuerdo consiste en fomentar la industria de vehículos eléctricos y energías alternativas en sintonía con el proceso de cambio que experimentan muchos países del mundo respecto a alcanzar una movilidad urbana más sustentable.

En los próximos meses comenzará a funcionar un plan de “Impulso a la Movilidad Eléctrica” que va a promover la industrialización de los vehículos eléctricos y su utilización. Habrá beneficios y exenciones impositivas tanto para las unidades productivas radicadas en toda la provincia, como para aquellos usuarios que decidan adquirirlas.

Además de los vehículos eléctricos, el proyecto contempla la fabricación de autos híbridos, alimentados tanto por combustibles fósiles como por energía eléctrica; y los vehículos con combustibles alternativos, que utilizan como materia prima el bioetanol o el biogás.

Santa Fe cuenta desde septiembre con una ley que, justamente, busca impulsar el uso de vehículos que utilicen energías renovables. “Nos convertimos en la primera provincia del país en promover políticas a mediano y largo plazo para el impulso de estas nuevas industrias”, subrayó el diputado socialista Joaquín Blanco, creador de esta normativa.

Empresas destacadas del sector automotriz y autopartistas, como General Motors y Corven, ambas con producción en Santa Fe, expusieron sus producciones referidas a las energías renovables. Las firmas se comprometieron a traer en breve esta tecnología al país.

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) aprovechó el foro para anunciar que en 2019 instalará dos estaciones de recarga para vehículos eléctricos en la autopista Rosario-Santa Fe. La conexión es un tramo de 157 kilómetros y los cargadores estarán dispuestos a 28 kilómetros de Rosario y a 57 de Santa Fe, respectivamente. Separados entre sí por una distancia de 72 kilómetros.

Los autos eléctricos poseen, actualmente, una autonomía de entre 100 y 300 kilómetros, por lo que estaría garantizado el abastecimiento a lo largo de todo el recorrido.

“Estamos cambiando radicalmente el paradigma, tanto en el consumo como en la producción de la energía. Y hoy estamos avanzando sobre una idea de eficiencia energética. La energía tiene un costo de producción y, además, produce un impacto ambiental. Necesitamos consumir la energía necesaria para las actividades económicas y sociales de las personas, y hacerlo con la mayor eficiencia posible sin derroches”, explicó el gobernador Lifschitz.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *