San Luis y Santa Fe tendrán las primeras autopistas eléctricas del país: qué significa


La provincia puntana ya instaló 6 surtidores para autos eléctricos. Santa Fe aununció 2 estaciones de recarga en la traza que va a Rosario.

San Luis y Santa Fe se convertirán en el 2019 en las primeras provincias del país en tener autopistas equipadas para el tránsito de vehículos alternativos. Los puntanos ya colocaron 6 surtidores en 3 estaciones que en los próximos meses estarán operativos.

Santa Fe, en tanto, anunció un proyecto similar: 2 puntos de recarga para autos eléctricos en la traza que une a Rosario con la capital provincial, recorrido que tiene 157 kilómetros.

Los cargadores se colocarán en una distancia de 72 kilómetros. Habrá uno a 28 kilómetros de Rosario y otro a 57 de Santa Fe. Los autos eléctricos poseen, actualmente, una autonomía de entre 100 y 300 kilómetros, por lo que está garantizado el abastecimiento a lo largo de todo el recorrido.

La iniciativa ya es una realidad en San Luis. El martes se inauguraron 3 cargadores eléctricos en diferentes tramos de la Autopista Serranías Puntanas.

Sólo Uruguay tiene, por el momento, instalaciones similares en el resto de Sudamérica.

En Santa Fe, la construcción de las estaciones estará a cargo de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). La firma estatal sumará 4 autos eléctricos a su flota de vehículos para poner en práctica el proyecto.

Maximiliano Neri, director de la EPE, admitió que “los vehículos eléctricos no están hoy tan a mano de los usuarios, pero son rentables para los recorridos de algunas empresas”. “La energía eléctrica puesta en un auto es más barato que la nafta. En el mediano plazo entendemos que va a ser económicamente rentable”, explicó.

El año pasado, YPF instaló en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los primeros surtidores para autos eléctricos de la Argentina, pero aún no funcionan. Se colocaron en la estación de servicio YPF ACA Palermo, en la intersección de las calles Godoy Cruz y Demaría.

El anuncio de la autopista eléctrica de Santa Fe se hizo en el marco del foro “Desafíos de la movilidad eléctrica y alternativa”, un debate del que participó el gobernador Miguel Lifschitz y empresarios del sector automotriz para impulsar la fabricación en la provincia de vehículos eléctricos.

El acuerdo “público-privado” consiste en fomentar la industria de vehículos eléctricos y energías alternativas en sintonía con el proceso de cambio que experimentan muchos países del mundo respecto a alcanzar una movilidad urbana más sustentable.

En los próximos meses comenzará a funcionar un plan de “Impulso a la Movilidad Eléctrica” que va a promover la industrialización de los vehículos eléctricos y su utilización. Habrá beneficios y exenciones impositivas tanto para las unidades productivas radicadas en toda la provincia como para aquellos usuarios que decidan adquirirlas.

Santa Fe cuenta desde septiembre con una ley que, justamente, busca impulsar el uso de vehículos que utilicen energías renovables. “Nos convertimos en la primera provincia del país en promover políticas a mediano y largo plazo para el impulso de estas nuevas industrias”, subrayó el diputado socialista Joaquín Blanco, creador de esta normativa.

Empresas destacadas del sector automotriz y autopartistas, como General Motors y Corven, ambas con producción en Santa Fe, expusieron sus producciones referidas a las energías renovables. Las firmas se comprometieron a traer en breve esta tecnología al país.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *