Los autos más baratos: sólo quedan 12 modelos por debajo del medio millón de pesos

Los aumentos se aceleraron en el último mes y medio con la suba del dólar.

El panorama está más que complejo en el mercado automotor nacional, tanto para los fabricantes e importadores, que no logran frenar el desplome de las ventas ni con gigantescas bonificaciones, como para los usuarios, que ven el sueño del 0 km cada vez más lejos, con aumentos que superan el 70 % en lo que va del año.

Con incrementos que se aceleraron en el último mes y medio, hoy queda apenas una docena de vehículos nuevos cuyos precios arrancan por debajo del medio millón de pesos.

Los valores comenzaron a crecer a partir de marzo, cuando varias empresas habían anunciado que iban a eliminar el esquema de bonificaciones y descuentos que había estado presente en el mercado local en los últimos dos años.

Luego, en junio, el dólar pegó un salto y pasó de $ 26 a $ 30. Y en aquel momento las marcas de autos hicieron un rápido ajuste de precios a toda su gama de vehículos.

Sólo dos meses después, la divisa estadounidense aumentó de manera más drástica y el retoque de precios fue consecuente con la suba. Durante septiembre, con un dólar que superó la barrera de los 40 pesos, las listas de precios oficiales de varias empresas tuvieron subas de más del 20 %.

Y si bien durante este mes la moneda estadounidense tuvo una leve baja, algunas marcas siguieron ajustando hacia arriba los valores de algunos modelos con aumentos que en algunos casos rondaron el 15 %.

Con este panorama de suba de precios en todas las gamas de vehículos, las empresas volvieron a insistir con fuertes bonificaciones puntuales sobre algunos modelos, que no alcanzaron para amortiguar la caída en los patentamientos que el mercado viene experimentando en los últimos tres meses.

El panorama actual muestra que son apenas doce los modelos que tienen una gama que arranca por debajo del millón de pesos. Algunos de ellos bien en el límite, cuando a principios de año costaban menos de 250 mil pesos.

– Nissan March Active $ 382.900 (10.000 bonificado)

Una bonificación actual de 10 mil pesos le permite ser el auto más barato del mercado. Importado de Brasil, viene con un motor de 1.6 litros de 107 caballos de fuerza y se combina con una caja de cambios manual de 5 marchas. En su equipamiento se destaca el aire acondicionado, los levantavidrios eléctricos para las cuatro ventanas y la conexión bluetooth para el teléfono celular. En julio su precio era de $ 335.500 y en febrero costaba $ 249.900.

– Renault Kwid $ 390.700

El precio corresponde la versión Life, el modelo más económico de la marca francesa. Trae un motor de 3 cilindros, 999 cm3 y una potencia de 66 caballos de fuerza. Se ha hecho un fuerte hincapié en materia de seguridad, ya que incluye bolsas de aire laterales delanteras y ganchos isofix, además de los obligatorios ABS y doble airbag frontal. A principios de julio costaba $ 316.800 y en febrero, $ 233.600.

– Renault Sandero $ 404.400

Se trata de uno de los modelos más grande y que mayor espacio interior ofrece entre los autos más económicos del mercado. Está equipado con un motor de 1.6 litros y 85 caballos de fuerza. La versión Expression, la más accesible, cuenta con aire acondicionado, comando satelital para el equipo de audio, puerto USB y conexión bluetooth. En julio valía $ 333.200, luego de saltar de los $ 261.400 que costaba en febrero.

– Toyota Etios $ 411.100

Es el auto más vendido en la Argentina en lo que va de 2018. Toda su gama incluye un motor naftero de 1.5 litros y 103 caballos de fuerza, que en las versiones más económicas se combina con una caja manual de 6 velocidades. Se destaca por incluir en toda la gama control electrónico de estabilidad (ESP), aire acondicionado, levantavidrios eléctricos en las cuatro ventanas y un equipo de audio con puerto USB y conexión bluetooth, entre otros. Su precio en julio era de $ 337.400 y en febrero, $ 261.100.

– Chery QQ $ 414.927

El precio corresponde a la versión Light Security​ y está expresado en dólares por la marca china (US$ 11.500, convertido con un dólar a $ 37.55). Viene con un motor de 3 cilindros y 998 cm3, con una potencia de 68,4 caballos de fuerza. Sólo se ofrece con carrocería de 5 puertas y en su equipamiento se incluye levantavidrios eléctricos delanteros, computadora de a bordo y radio con CD y lector de MP3. Su valor en julio era de $ 286.540 y en febrero salía $ 214.905.

– Renault Logan $ 434.300

Comparte mecánica con el Sandero: lleva un motor naftero de 1.6 litros que entrega una potencia de 85 caballos de fuerza. Y su equipamiento también es muy similar. El espacio interior es igualmente amplio y la diferencia lo hace con su enorme baúl, con capacidad de 510 litros. En julio su precio era de $ 343.200, mientras que en febrero valía $ 263.800.

– Fiat Mobi $ 435.000

Lleva un motor es de 999 cm3, de 4 cilindros, que entrega una potencia de 70 caballos. Hay otra variante, denominada Way, que trae un poco más de equipamiento. De la versión Easy sobresale el aire acondicionado, las aperturas internas del baúl y de la tapa del tanque de combustible, computadora de a bordo y ganchos isofix para la instalación de sillas infantiles. En julio valía $ 324.400 y a principios de año costaba $ 239.200.

– Ford Ka $ 437.900

El modelo de la marca del óvalo se acaba de renovar y esa actualización incluyó mejoras varias en su equipamiento de seguridad. Por ejemplo, el control electrónico de estabilidad (ESP) forma parte de la dotación de serie de toda la gama. Además, el motor es un nuevo 3 cilindros de 123 caballos de fuerza. Antes de la renovación su precio era de $ 373.000.

– Geely Emgrand 7 $ 440.000

Es el único mediano que se cuela entre estos autos más económicos. Se trata de un sedán de poco más de 4,6 metros de largo, que viene con un propulsor naftero de 1.8 litros y 133 caballos de fuerza. En su equipamiento se destaca la cámara de marcha atrás, una pantalla táctil con conexión bluetooth y el tapizado símil cuero.

– Chevrolet Onix Joy $ 441.900

Se ofrece con carrocería de 5 puertas y trae un motor naftero de 1.4 litros y 98 caballos de fuerza. En su equipamiento se destaca el aire acondicionado, el equipo de audio con puerto USB y conexión bluetooth y el aviso de olvido de colocación de cinturón de seguridad para el conductor. A principios de año era el auto más vendido del país, pero sus aumentos de precio lo fueron relegando un poco: en julio costaba $ 329.900 y en febrero, $ 249.900.

– Fiat Uno $ 450.000

Acaba de volver al país luego de un par de años de ausencia. Ahora llega en una única versión Way, con un motor naftero de 1.3 litros y 99 caballos de fuerza. Entre sus elementos de seguridad se destaca el control de estabilidad (ESP) y el monitoreo de presión de neumáticos.

– Volkswagen Up! $ 453.700

El auto más barato de la marca alemana viene con un motor de 1.0 litros y 75 caballos de fuerza. De su equipamiento de confort se destaca el aire acondicionado y regulación en altura para el asiento del conductor. También experimentó fuertes subas, ya que en julio la gama iniciaba en $ 334.504 y en febrero partía en $ 242.453. Así y todo, cuesta menos que un histórico como el Gol, que hoy arranca en $ 514.400.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *