Cómo mantenerte conectado cuando viajás al exterior sin gastar una fortuna


El roaming internacional es caro. Qué opciones hay para conectarse a internet al visitar otro país.

Al viajar al exterior, uno de los problemas que surgen es cómo mantenerse conectado sin gastar una fortuna. Los precios del roaming internacional son altos, pero hay otras formas.

Vía WiFi

Las redes inalámbricas son la mejor opción, por lo general brindan buenas velocidades de conexión y abundan. Pero la Argentina es uno de los pocos países donde se encuentra internet gratuito, con frecuencia hay que pagar, con dinero o con nuestros datos personales.

Para contar con una conexión confiable, lo ideal es tener acceso en el lugar de alojamiento. Hay que prestarle atención no solo a su disponibilidad, sino también a sus características. ¿Es gratuito? ¿Qué velocidad nos ofrecen? ¿Hay un límite diario? Comúnmente, las respuestas aparecen en las reseñas del lugar. Basta con buscar la palabra “wifi” en el sitio web (Ctrl + F abre el menú de búsqueda en la mayoría de los navegadores) y ver qué dicen los clientes.

Otra opción es usar una aplicación como Hotel Wifi Test que permite averiguar cómo es la conexión de un determinado hotel. Su base de datos es generada por los usuarios, así que depende de quienes los visitan para actualizarla y ampliarla.

La otra opción es encontrar redes públicas. En algunos destinos es difícil, pero en las grandes ciudades debería ser sencillo. Existen aplicaciones similares a la anterior dedicadas al WiFi público. Dos de las más conocidas son WifiMapper e Instabridge. Conviene revisar ambas porque dependiendo del lugar puede ser más activa la comunidad de una u otra. Es posible chequearlo antes de viajar y, en caso de que no tengan información, buscar aplicaciones similares.

Para acceder a las redes WiFi de los aeropuertos podés usar este mapa que tiene las contraseñas de muchas de las salas VIP.

Comprar una tarjeta SIM

Si la conexión es de suma importancia o se trata de un viaje prolongado, comprar una nueva tarjeta SIM es más barato que pagar los costos del roaming. Las hay de dos tipos: prepagas locales e internacionales. Las primeras son las más baratas y es cuestión de averiguar cuáles son las empresas locales, comparar precios y ponerla en el celular.

Las internacionales son más nuevas. Debido a las altas tarifas de roaming surgió toda una industria. No son tan baratas como las prepagas locales, pero funcionan en múltiples países y puede ser una opción cómoda para quienes, por ejemplo, planean recorrer Europa. El precio de las llamadas, los mensajes de texto y el uso de datos sigue variando de país en país. Algunas de las más conocidas son DataRoam, GoSIM, WorldSIM y One Sim Card.

Importante: el celular tiene que estar liberado para poder usar una tarjeta SIM de otro operador. También hay que tener en cuenta que al usar otra SIM, el teléfono pasa a tener otro número y por lo tanto los sistemas de autenticación por SMS, como el que permite iniciar sesión en WhatsApp, no van a funcionar. Es recomendable instalar las aplicaciones de antemano y cambiar las configuraciones de seguridad de servicios como Gmail para que usen el Autenticator en vez de enviar un SMS.

Fuente: www.infotechnology.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *