Satélites “made in Argentina”, un sello internacional


En 2018 y 2019 lanzarán dos SAOCOM, los nuevos satélites con tecnología de punta que está desarrollando Invap por encargo de la CONAE.

Como en todo el mundo, el trabajo con tecnología espacial en la Argentina fue liderado por el Estado. Satellogic -primera compañía local abocada a los satélites de pequeña escala- es resultado de la inversión pública en el rubro. Su matriz es Invap, empresa de capitales estatales que desarrolló, entre otros, satélites de telecomunicaciones para Arsat y de observación para la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

Como referente regional, el país está a la vanguardia en la materia, a la par de las grandes agencias del mundo. “El Estado demostró el rol que puede y debe tener en el impulso de empresas de base tecnológica”, evaluó Emiliano Kargieman, CEO de Satellogic, y agregó: “El éxito es espectacular, y le da rédito a la Argentina, ya que genera trabajo de alto perfil, conocimiento y capital extranjero”.

A estos logros también se refirió Livio Gratton, director del Instituto Colomb de la Universidad de San Martín, quien destacó que la NASA “confió en un satélite argentino” (el SAC-D) para instalar el instrumento Acuarius, con el que “se midió, en pocos días, toda la salinidad de la Tierra”.

Otro ejemplo es el desarrollo de los Satélites Argentino-Brasileños para Información del Mar (SABIA-Mar). “Hacen estudios sobre los océanos, contaminaciones costeras y la cuenca del agua”, explicó Gabriel Absi, gerente de Proyectos de Invap, y subrayó que “no hay otros satélites con este nivel de performance”.

Sin embargo, en estos días Invap está detrás de otra gran meta: los Satélites de Observación con Microondas (SAOCOM), por encargo de la CONAE. Según Absi, van a estar equipados “con radares de apertura sintética, lo que les permitirá tomar imágenes de la Tierra más allá de si es de día, de noche o si está nublado”. Su utilidad promete ser enorme: evitar catástrofes como deslavamiento o inundaciones.

Con sus tres toneladas, los SAOCOM están lejos de ser “nano” (son “grandes satélites”). Formarán parte de la constelación del Sistema Ítalo Argentino de Satélites para Gestión de Emergencia (SIAGE), con lo que tendrán una utilidad agroindustrial.

“Argentina pone dos radares en banda L e Italia pone cuatro en banda X. La banda L es la frecuencia más adecuada para determinar el índice verde de las plantas o la humedad del suelo”, detalló Absi, y remarcó:“Cuando estén volando, van a ser los satélites más avanzados que haya”. El primero se lanzará a mediados de 2018; el segundo, un año después.

El director de la CONAE, Conrado Varotto, opinó que el papel del país a nivel mundial se debe al esfuerzo por “desarrollar tecnología lo más avanzada posible”.

Destacó que el esquema de negocios del New Space abre un nuevo horizonte a las empresas argentinas que participaron en el desarrollo de la actividad espacial: “Es un mercado único. Nuestras empresas ahora puedan exportar productos y servicios”. Además, remarcó la calidad de estos proyectos: “Se realizan en asociación con otros países, así que tienen que ser tan buenos como los demás. Si podemos hacer un satélite y, ellos, mil, el nuestro tiene que ser tan bueno como los otros”.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *