Porsche quiere que en seis años la mitad de sus modelos sean eléctricos


El CEO de la tradicional marca de autos deportivos declaró que el 50 % de sus ventas en 2023 corresponderá a vehículos que se muevan con electricidad. Su primer auto puramente eléctrico lo lanzará recién en 2019.

Mientras en nuestro país recién a fin de año se va a poner en venta el primer vehículo eléctrico del mercado local (será el Renault Kangoo ZE y estará solo disponible para flotas de empresas), en varias regiones del mundo ya es habitual ver pasar distintos tipos de modelos utilizando electricidad como energía o recargar sus baterías como si se tratara de un teléfono celular. Sin embargo, llama la atención la afirmación de Porsche, fabricante de vehículos deportivos reconocidos en todo el planeta, que asegura que para 2023 la mitad de sus modelos serán eléctricos.

En una entrevista realizada por la publicación alemana Manager Magazine, el CEO de la empresa de Stuttgart, Oliver Blume, ha admitido que tiene la intención de dedicar hasta la mitad de su producción anual a los vehículos eléctricos en 2023. Específicamente, la compañía dice que será capaz de producir hasta 60.000 autos eléctricos anualmente de su fábrica de Zuffenhausen, en Alemania.

Lo más llamativo es que Porsche aún no ofrece ni un modelo completamente eléctrico, aunque sí algunas versiones híbridas enchufables. Recién para 2019 está previsto el lanzamiento del Mission E, que será el primer modelo movido exclusivamente con electricidad.

Se trata de un deportivo de cuatro puertas que desarrollará 600 caballos de fuerza de potencia y que tendrá una autonomía de por lo menos 500 kilómetros. Además, al momento de presentar el prototipo, en constructor alemán anunció su intención de brindar una recarga completa de baterías en apenas 15 minutos.

Este anuncio también lleva a otras especulaciones, ya que el año pasado Porsche entregó una 238 mil unidades en todo el mundo. No hace falta ser un genio matemático para entender que los 60 mil autos eléctricos que saldrán de Zuffenhausen no alcanzarán para esa meta del 50 % anunciada por Blume.

Es probable que la marca incluya en esa cuenta también los híbridos enchufables o que sume alguna otra planta en la producción de autos eléctricos. Es muy probable que la próxima generación del Macan, su SUV mediano, tenga su variante de eléctrico puro, y este modelo se fabrica en Leipzig.

Cuando a principios de 2000 Porsche anunció que iba a construir el Cayenne, su primer SUV, los puristas de la marca y gran parte de la opinión pública se horrorizó ante tal “sacrilegio”. El tiempo le dio la razón y hoy más de la mitad de sus ventas corresponden a sus modelos con carrocería de 4×4. Habrá que prestar especial atención entonces con esta apuesta que ahora hace con los autos eléctricos.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *