La novedad en seguridad vial que podría salvar miles de vidas


Roller Barrier System es un invento surcoreano compuesto por barriles giratorios que absorben la energía de una colisión convirtiéndola en energía rotatoria. Fabricados en goma eva, optimizan la eficiencia de los guardarraíles, un controversial elemento de seguridad en las rutas.

Los vehículos motorizados tienen un prontuario oscuro, y su uso imprudente, ya sea por exceso de velocidad o malas maniobras, es motivo de muerte en las rutas de todo el mundo. Para contrarrestarlo existen elementos como el guardarrail, que supone ser un elemento de seguridad vial pasiva y se coloca en zonas peligrosas como instrumento de prevención y no descarrilamiento. Sin embargo, su eficiencia es controversial: a veces ejerce la práctica de una trampa mortal.

Roller Barrier System es una innovación en guardarrailes modernos, tecnológicos y funcionales. Desarrollado por la empresa surcoreana ETI, supone un nuevo sistema de vallas protectoras dinámicas que conceden la posibilidad de modificar la trayectoria de vehículos descontrolados en pos de minimizar los eventuales daños.

La barrera de protección está conformada por una hilera de barriles de etivinilacetato –popularmente conocido como goma eva, un material flexible, duro y elástico a la vez– que, instalados entre las vigas, ruedan sobre su propio eje para absorber y redireccionar la inercia de los vehículos que abandonen la ruta. Por tales efectos, ante la colisión el auto continúa su marcha perdiendo progresivamente la fuerza en vez de detenerse en seco, como proponen actualmente el servicio de seguridad pasiva convencional.

El prototipo está en etapa experimental en Corea del Sur. Los barriles giratorios convierten la energía del choque en energía cinética rotacional. El material, ante la colisión, se deforma, no se rompe, permitiendo amortiguar el impacto y redirigir la potencia del auto de nuevo hacia la ruta con mayor eficiencia y funcionalidad. Según la compañía, los costos de mantenimiento se reducen en comparación a los actuales guardarrailes porque son pequeños rodillos independientes que, en caso de choque, puedan ser reemplazados de a uno.

Este instrumento de innovación vial aporta un plus al esquema de prevención y seguridad en rutas y carreteras. El objetivo medular de estos elementos es contener los vehículos que pierden el control y evitar que abandonen la calzada potenciando el riesgo de vida para sus ocupantes. Sin embargo, en muchas ocasiones su propósito resulta contraproducente y peligroso para los conductores, en específico los pilotos de motos.

Fuente: www.infobae.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *