Consejos para utilizar una chimenea de forma segura


A continuación te damos unos consejos para utilizar una chimenea de forma segura y evitar así accidentes.

La quema inadecuada de elementos en la chimenea estimula la formación de hollín, capa muy combustible que se deposita en el interior del cañón de la chimenea cuando la usamos. Su acumulación crea el riesgo de que se produzca un incendio, por lo que deberemos tener en cuenta:

1. Usa solo leña seca
La leña verde contiene humedad que contribuye a la creación de hollín. Almacena al menos seis meses la leña verde antes de usarla. Otra opción es utilizar diferentes materiales que se comercializan específicos para la quema en chimeneas como las briquetas o los pellets.

2. Evita la quema de basura
No introduzcas papel de periódico o de regalo, cajas de cartón, árboles navideños o basura de otro tipo en una chimenea o estufa de leña.

3. Enciende fuegos pequeños y vivos
Arden por completo, lo que los diferencia de los fuegos grandes y lentos. Como su temperatura es inferior, la liberación de humo se ralentiza y se forma más hollín que con un fuego vivo.

4. Ten una circulación de aire adecuada
Si cierras por completo las puertas de la chimenea o de la estufa, la liberación de humo se ralentiza y es más probable que se forme hollín.

5. Inspección y limpieza
Ocúpate de que los profesionales inspeccionen y limpien la chimenea al menos una vez al año y, por tu parte, realiza un mantenimiento adecuado de la chimenea.

6. Quita las cenizas sin riesgos
La ceniza de las estufas de leña o de la chimenea pueden parecer apagadas, pero en muchas casas se ha producido un fuego debido a que se ha tirado de forma incorrecta. Como conservan la capacidad de encender fuegos durante varios días, ve con mucho cuidado cuando te deshagas de ellas. Colócalas en un recipiente metálico, humedécelas y cubre con una tapa metálica.

Fuente: www.hogarmania.com

Comentarios

Tu email nunca será divulgado.
Campos obligatorios están marcados con *